jueves, 26 de abril de 2012

Google Drive

El lanzamiento de Google Drive, el 'disco duro virtual' del gigante de Internet, vuelve a poner de manifiesto los posibles riesgos legales de almacenar archivos en Internet, en la llamada 'nube'. ¿Qué pasa con los derechos sobre nuestro material?
Esta pregunta se la han hecho en el sitio web especializado The Verge.

En todos los servicios de almacenamiento en red, como Google Drive, Dropbox o Skydrive, de Microsoft, el usuario mantiene los derechos sobre su material salvo en algunas ocasiones, que cede derechos de uso, modificación, reproducción y distribución del material sobre todo para 'garantizar' el funcionamiento del servicio.

Esta cesión de derechos se produce con la aceptación de las condiciones de uso de los servicios, algo que sucede con el mero hecho de darse de alta en los mismos.



Condiciones de Google

Así, el recién estrenado Google Drive se acoge a las condiciones generales de Google, bastante generosas a la hora de delimitar la licencia que el usuario concede al gigante de la Red sobre su propio material (vídeos, fotos, textos...).

Las condiciones del servicio de Google dicen, literalmente: "Algunos de nuestros servicios te permiten enviar contenido. Si lo haces, seguirás siendo el titular de los derechos de propiedad intelectual que tengas sobre ese contenido. En pocas palabras, lo que te pertenece, tuyo es". Queda claro que uno retiene la propiedad intelectual de lo que suba.

Sin embargo, al subir contenido a sus servidores "concedes a Google (y a sus colaboradores) una licencia mundial para usar, alojar, almacenar, reproducir, modificar, crear obras derivadas (...), comunicar, publicar, ejecutar o mostrar públicamente y distribuir dicho contenido". "Google", puntualiza, "usará los derechos que le confiere esta licencia únicamente con el fin de proporcionar, promocionar y mejorar los Servicios y de desarrollar servicios nuevos".



2 comentarios:

Alvaro dijo...

Los que están en contra de la libertad de circulación de información en internet dirán: "ahora ven que se siente que te toquen lo que es tuyo". Propongo el tópico, pa que pensemos, a ver que sale: 1.si subimos nuestras cosas a la red, ¿le pertenece a todos? 2.Cuando me compro un cd de música y extraigo los datos y los subo a internet, ¿es de todos (o cualquiera tiene el derecho de poseerlos)? ¿Ambos casos son iguales?
Tener en cuenta que desde el principio alojamos nuestros archivos personales en la nube, es decir, en lugar de tenerlos en un dvd de datos lo subimos a la nube sin la intención de compartir todo a menos que lo decidamos.

Señor M dijo...

Es real ... Y lo mismo pasa con la energia verde .. Es un cuento chino eso de que la energia renovable nos puede cubrir la demanda actual de energia (que en realidad continua aumentando día a día)... No son mas que mentiras para privarnos las libertades y hacernos menos productivos